Hábitos Saludables, Nutrición

Cómo aliviar los síntomas de la menopausia de forma natural

menopausia yomecuidoyque

La menopausia a raya con estos sencillos consejos

Que no cunda el pánico!!! Muchas mujeres llegan a la menopausia con un total desconocimiento de este proceso  natural, que para nada es una enfermedad. Conociendo un poco mejor sus etapas, los síntomas y la forma de aliviarlos, nos sentiremos mucho más seguras frente a este proceso por el que pasan todas las mujeres alrededor de los 50 años e incluso antes. También conocida como climaterio, puede provocar síntomas como sofocos, alteraciones del sueño o aumento del peso; pero también se manifiesta con cambios y signos emocionales que van desde la irritabilidad o la angustia, pasando por la tristeza o el llanto fácil,  hasta incluso la depresión.

No se trata de problemas graves, pero sí es verdad que pueden alterar nuestra calidad de vida y la de nuestro entorno cercano.

Desde Yomecuidoyque os proponemos algunos consejos que pueden ayudar a reducir las molestias asociadas y vivir este periodo con más tranquilidad.

[Tweet “Durante la menopausia recuerda: Dedícate más tiempo, come de forma saludable y haz deporte”]

Enfrentar la menopausia con actitud positiva

El primero y el más importante es afrontar esta etapa con una actitud positiva.  Como en todas las facetas de la vida, parece claro que vale la pena aprender a valorar las cosas buenas y no recrearse nunca en los negativos. Por ello, tenemos que estar predispuestas a aceptar el paso de los años con la satisfacción de haber vivido una etapa que finaliza y de empezar una nueva que está por explorar. Sobretodo, quiérete a ti misma!!!

Ejercicio Físico siempre… antes, durante y después de la menopausia

Dile adiós al sedentarismo. El deporte produce importantes beneficios cardiovasculares, retrasa la aparición de trastornos y mantiene nuestros músculos fuertes. Camina entre media y una hora al día y  opta por  actividades aeróbicas como la natación o la gimnasia. Dejar el tabaco es esencial. Existen estudios que determinan que fumar puede causar menopausia temprana. Además, las mujeres que fuman tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis y enfermedades del corazón.

Hábitos alimenticios saludables durante la menopausia

Durante la menopausia tendemos a coger peso, que se acumula en forma de grasa en el abdomen. Momento en el que pueden aparecer problemas de hipertensión arterial y colesterol alto, entre otros. Es crucial vigilar nuestra alimentación, principalmente reduciendo en nuestra dieta las grasas y los azúcares y aumentando el consumo de frutas, verduras y cereales. También tenemos que evitar también la sal y el café. La falta de estrógenos provoca una gran disminución de la masa ósea y la pérdida de calcio en los huesos, culpable de fracturas y fragilidad ósea, sobre todo a partir de la menopausia. Por ello, es importante consumir alimentos ricos en calcio como son los lácteos, pero también otros aliemntos muy ricos en este mineral como son las sardinas, los frutos secos o cualquier variedad de col. El Omega 3 es especialmente importante para la mujer a partir de los 45 años, ya que ayuda a prevenir problemas cardiovasculares y los síntomas depresivos, además de a reducir la intensidad de los sofocos. También la Vitamina E, esencial para sintetizar el Calcio en nuestros huesos. Se ha observado en diferentes estudios que una carencia generalizada de vitamina D puede suponer un aumento de los problemas óseos.

Los trastornos de ánimo, juntamente con los sofocos, privan de un buen descanso durante la noche. Por ello, la valeriana o la pasiflora son buenos aliados para ayudarnos a descansar.

El lúpulo, el descubrimiento natural frente a la menopausia

La menopausia es una etapa caracterizada por el gran descenso en la producción de los estrógenos, las hormonas femeninas que condicionan nuestra vida fértil. Este descenso repercute directamente en huesos, sistema cardiovascular, mamas, sistema reproductor, regulador corporal de la temperatura, etc. Diferentes estudios científicos han dado con la clave. La solución pasa por añadir a nuestra dieta sustancias naturales que se parezcan a los estrógenos consiguiendo emular su función. Se trata de los Fitoestrógenos, sustancias que se encuentran en plantas y que son muy similares a los estrógenos femeninos. Los fitoestrogenos más comunes son la Soja, Lino, Salvia y el lúpulo. Frente a otros fitoestrógenos el lúpulo ha supuesto un claro avance en este sentido, ya que contiene 8Phenilnaringina, un fitoestrógeno que contribuye aliviar los signos más frecuentes de la menopausia tales como sofocos, irritabilidad…

Referencias Bibliográficas

]]>

Leave a Reply

Your email address will not be published.