Nutrición

El desconocido diente de león y sus propiedades

(Taraxacum officinale Weber) es una planta de hoja perenne que soporta flores sin hojas y que crece en prados y jardines. Se encuentra ampliamente distribuido en Europa, América del Norte y otras zonas templadas. Es tan común y, en ocasiones, crece con tanta cantidad que es considerada mala hierba. Esto es debido al desconocimiento sobre sus propiedades naturales. Entre sus principios activos se encuentran la inulina, sacarosa, Vitaminas del grupo B (especialmente ácido fólico), coina, betacarotenos, potasio, etc. De hecho, cada parte de la planta posee unas cualidades diferentes: la raíz es especialmente rica en inulina y mucílagos, mientras que la parte aérea lo es en flavonoides. Veamos qué cualidades tiene cada extracto natural.

¿QUÉ ES LA INULINA?

La inulina es un extracto natural del grupo de los oligosacáridos y una fibra soluble. Disminuye el ph intestinal, por lo que facilita el tránsito intestinal y estimula el crecimiento de la flora. También se usa como complemento en dietas de reducción del colesterol y como apoyo a la hora de equilibrar la insulina en la sangre.  Facilita además el crecimiento de microorganismos mejorando la actividad prebiótica así como la absorción de calcio, magnesio, fósforo y el aprovechamiento de las vitaminas del grupo B. El ajo y la alcachofa son muy ricas en inulina, aunque como suplemento se extrae normalmente de la raíz de la achicoria. El puerro, la cebolla y los espárragos también contienen inulina. En cuanto a plantas, las de mayor porcentaje son la bardana, el agave el yacón y el diente de león, de un 12 a un 15% cada 100 g.

LOS MUCÍLAGOS

El mucílago es también un tipo de fibra soluble de origen vegetal  por lo que ayuda a regular el tránsito intestinal. Además de ser utilizada en dietas para reducir el colesterol y los triglicéricos altos, es útil en la eliminación de toxinas. También ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, por lo que puede resultar útil incluirla en la dieta de los diabéticos. También está presente en otras plantas como la borraja o en frutas como los higos y limones.  Las judías verdes y las almendras también contienen mucílagos. Además de usos botánicos, son utilizados en las emulsiones y suspensiones a modo de excipiente, como por ejemplo en fármacos.

FLAVONOIDES

La parte aérea del diente de león es especialmente rica en flavonoides, concretamente el 10%. Son pigmentos naturales presentes en los vegetales con gran capacidad antioxidante, ayudando al organismo a  protegerse de sustancias o elementos oxidantes (contaminación ambiental, rayos ultravioleta o sustancias nocivas). Esta característica nos permite reforzar nuestras defensas ante las alergias, infecciones virales e inflamaciones. También impiden la oxidación del colesterol malo, ayudando a prevenir enfermedades vasculares. Los flavonoides contribuyen a restaurar la función biliar y hepática así como a neutralizar los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel, por lo que también tienen usos cosméticos. Además de en plantas, se encuentran en frutas (fresa, naranja, plátanos y uvas) verduras (pimientos, cebolla, berenjenas, coliflor) y bebidas como el vino, la cerveza, el té negro o el verde.

¿EXTRACTO SECO O PLANTA PULVERIZADA?

Ambas respetan las propiedades naturales de la planta, aunque se debe tener en cuenta la cantidad de ingrediente activo para calcular la dosis diaria. El extracto seco permite, eso sí, concentrar el producto (obteniendo el mismo resultado con menos cantidad) y, concretamente, su utilización en cápsulas facilita una dosificación más eficiente.  Para ello, es necesario realizar un proceso de extracción específico que mantenga los principios activos de interés e elimine impurezas y otras sustancias que resultan de interés. La principal ventaja de la utilización de extractos vegetales frente a la planta pulverizada es, por lo tanto, que se puede conocer con precisión el contenido (los extractos están estandarizados), que son más concentrados y fáciles de tomar y, por último, que el organismo los puede asimilar con mayor facilidad ya que no tiene que procesar el conjunto de compuestos de la planta.]]>

Deja una respuesta