Hábitos Saludables, Nutrición

Articulaciones y hábitos de vida saludables

articulaciones

Tus articulaciones son parte del engranaje de tu organismo. Son las que te permiten moverte, andar y realizar todos tipo de trabajos manuales de forma diaria. Por esta razón, es tan importante cuidarlas. ¿Y cómo? Pues, principalmente con una  alimentación sana y equilibrada. Una buena hidratación, control del sobrepeso y principalmente los nutrientes que tomamos son claves para prevenir y atenuar problemas articulares como la artrosis, la artritis, la tendinitis, el desgaste del cartílago, etc.

Cada vez son más las personas que se quejan de dolores articulares. Aunque la causa exacta no siempre la conocemos, si sabemos que la suma de varios factores favorece la aparación de problemas en las articulaciones y cartilago y cada vez a edades más tempranas.

Quienes acusan más este tipo de dolencias, muy molestas y en ocasiones dolorosas son principalmente los mayores de 35 años, los deportistas, las personas obesas y las mujeres, especialmente durante los cambios hormonales como post embarazo, lactancia o menopausia.

¿Qué son las articulaciones?

Las articulaciones son estructuras que unen los huesos entre sí. Su  función más importante es la de constituir puntos de unión entre los componentes del esqueleto como huesos, cartílagos y dientes y facilitar movimientos mecánicos, en el caso de las articulaciones móviles, proporcionándole elasticidad y plasticidad al cuerpo.

De esta forma, las articulaciones están recubiertas por un cartílago articular cuya función es la de reducir la fricción favoreciendo el movimiento. El espacio entre las dos extremidades de los huesos está permanentemente lubrificado por una sustancia grasa que tiene una función amortizadora: el líquido sinovial. Los tendones y los músculos con su acción de contracción y relajamiento hacen que se produzca un movimiento armonioso y eficaz.

Problemas articulares más frecuentes

Las lesiones articulares más frecuentes son la tendinitis o tendinopatías, las condropatías o condromalacias, afectación de cartílago y la artrosis u osteoartrosis, producidas por el desgaste del cartílago.

[Tweet “Deporte, alimentación…pueden provocar dolor articular ¿Sabes cómo prevenirlo?”]

Alimenta tus articulaciones

Azufre

El ajo, la cebolla, los huevos y los espárragos son alimentos ricos en Azufre, un mineral utilizado por el cuerpo para reparar y reconstruir los huesos, cartílagos y tejido conectivo. El Azufre también facilita la absorción de Calcio, muy importante para la salud ósea.

Omega 3 y Colágeno Marino

Diferentes estudios científicos confirman que los pescados como arenque, salmón, atún o caballa son grandes antiinflamatorios.  Se trata de peces de aguas frías que contienen una gran cantidad de ácidos grasos Omega 3 y Colágeno.

El Colágeno es esencial para la elasticidad y la flexibilidad de los órganos y para la integridad de las estructuras. La fibra de colágeno se mezcla con facilidad con una amplia gama de sustancias y minerales produciendo notables efectos en la arquitectura tisular. Como ejemplo, en la estructura de la piel,  el colágeno y  la elastina forman una red. En los huesos, el colágeno se mezcla con cristales de calcio, proporcionando una estructura rígida. En los cartílagos, se combina con la elastina y la matriz extracelular, creando un gel que absorbe los impactos entre las articulaciones.

Vitamina C

Las frutas y verduras son alimentos llenos de vitaminas y minerales saludables para mantenernos sanos y regenerar nuestras articulaciones. Una de las vitaminas más importantes que encontramos en prácticamente todas las frutas y verduras es la Vitamina C, un antioxidante natural que se puede asimilar fácilmente a partir de la alimentación y contribuye al crecimiento y reparación de los tejidos como son piel, tendones, ligamentos, vasos sanguíneos, huesos, etc., favoreciendo además la asimilación de otras vitaminas y minerales. Mantener el colágeno del cuerpo en buen estado, en especial cartílagos, huesos y tendones nos ayudará a evitar lesiones y a mejorar la movilidad general de todas las partes del organismo en general.

Magnesio

El cacao, las semillas y frutas secas, el germen de trigo, la levadura de cerveza, los cereales integrales, las legumbres y las verduras de hoja son las principales fuentes naturales de Magnesio. Se trata de un elemento que se encuentra principalmente en los huesos, donde participa en su formación y, también, en la de músculos y nervios. Además, es imprescindible para la correcta asimilación de Calcio y Vitamina C.  Posee, también un alto poder energizante y calmante. Es esencial para el buen funcionamiento de los músculos, ya que está implicado en la síntesis de proteínas, que ayudan a la contracción muscular y a la coordinación. Muy importantes en la prevención de lesiones articulares y musculares e imprescindible para la relajación muscular y en la formación y reparación de los tejidos.

Glucosamina y Condroitina

La glucosamina es un aminosacárido que desempeña un papel importante en la formación y reparación del cartílago. Se suele encontrar en los crustáceos.

El sulfato de condroitina forma parte de una molécula proteica que proporciona elasticidad al cartílago. Su procedencia más popular es  el cartílago de Tiburón.

Calcio y fósforo

Se trata de dos minerales muy necesarios para una buena estructura ósea. Podemos encontrarlos en lácteos y frutos secos, aunque también en frutas y verduras.

Peso e hidratación

Beber agua abundantemente es esencial para asegurar un aporte suficiente de líquidos. De esta forma, nuestras articulaciones se encontrarán bien hidratadas.

No olvidemos que además de una buena nutrición, es esencial mantener un peso adecuado. Un sobrepeso supondrá una carga extra sobre las articulaciones y, en cambio, un peso demasiado bajo,  puede ocasionar pérdida y lesión muscular.

En definitiva, para mantener en buen estado nuestras articulaciones debemos de llevar unos buenos hábitos de vida. Entre los más importantes, destacamos una alimentación rica en vitaminas, minerales y aceites grasos, un peso adecuado, ejercicio físico diario y una buena hidratación.

 ]]>

2 thoughts on “Articulaciones y hábitos de vida saludables

  1. Concepcion Calvo Simal diz:

    Muy interesante el artículo. Gracias.
    Quería conocer su opinión sobre una noticia de radio que he oído hace unos días en relación a los efectos secundarios que podría tener el cartílago de tiburón. Ciertos estudios en Estados Unidos según la noticia lo asocian a enfermedades tan graves como el Parkinson Alzheimer o enfermedades .
    Seguro que como expertos en nutrición conocen mucho más de ese estudio y pueden tranquilizarme porque yo soy una asidua consumidora de su producto Oseogen. Hasta ahora bien, pero la noticia la verdad, me ha inquietado. Gracias

    1. YoMeCuidoyQué diz:

      Buenos días Concepción,
      Tras revisar la noticia, así como otras publicadas desde hace años en referencia a este asunto, podemos decirle que, en realidad, las patologías que usted cita no se relacionan directamente con el consumo de cartílago de tiburón, sino con una sustancia que se encuentra en los tiburones denominada BMAA.
      El BMAA (Beta-metilamino-L-alanina) es un aminoácido generado por unas bacterias contenidas en ciertas algas y, a pesar de que se ha determinado que su consumo es altamente peligroso para las neuronas, no hay ninguna conclusión establecida al respecto.Precisamente, la jefa de investigación ha recalcado que este es el primer estudio y necesita ser replicado. “Queremos hacer una investigación mayor sobre los distintos productos asociados al tiburón”, ha declarado en varios medios de comunicación.
      También es importante señalar que el BMAA se ha encontrado en el cartílago de los tiburones, pero nunca en preparados de complementos alimenticios. Hay que tener en cuenta que la extracción y/o obtención del cartílago de tiburón, se realizan de manera general, siguiendo unos estrictos estándares de calidad, y sometidos a numerosos análisis. Tenga en cuenta que sí que existen diversos estudios, donde se demuestra eficazmente la seguridad de cartílago durante largos periodos de tiempo.
      Muchas gracias por su consulta. Esperamos haberle despejado sus dudas. En caso contrario, no dude en volver a trasladarnos cualquier consulta.
      Un saludo.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *