Beauty

3 remedios con aloe vera para calmar las quemaduras solares

Aloe vera para calmar quemaduras solares

regenerador. Su poder calmante acaba con el efecto calor que se produce tras una sobre exposición al sol. En menos de veinticuatro horas la piel recobrará su estado habitual, siempre y cuando las quemaduras sean totalmente normales. Por otro lado, es muy importante destacar que el aloe vera evitará la aparición de ampollas y descamaciones de la piel, contribuyendo a mantener el color más vivo y saludable durante mucho más tiempo. Se puede utilizar el aloe vera puro, directamente de la planta o en gel. Pero también existen crema que lo incluyen en su formulación, junto a la Vitamina E, para evitar el envejecimiento y la deshidratación.

TRATAMIENTOS CASEROS CON ALOE VERA

A continuación, te proponemos cuatro tratamientos muy sencillos para utilizar el aloe vera en distintos formatos.

1.GEL DE ALOE VERA

El gel refrescante de aloe vera casero es un producto con unas características similares a los que distribuyen en el mercado. Solo necesitas 2 hojas de aloe vera, una cucharadita de aceite esencial de árbol del té y una cápsula de Vitamina E. Para elaborarlo, añade en un bote de cristal el gel que extraerás de las hojas de la planta tras realizarles un corte. Después, echa el aceite esencial y la cápsula de Vitamina E para potenciar sus propiedades. Po último, remueve bien para integrar todos los ingredientes. Antes de utilizarlo, deberás dejarlo en la nevera un par de horas. Recuerda que podrás aplicar este gel en las zonas afectadas hasta dos veces al día sin necesidad de enjuagar.

2. CREMA DE ALOE VERA Y CÚRCUMA

Con una cucharada de miel, otra de cúrcuma, unos 10 ml de leche, 10 gotas de agua de rosas y 1/4 de aloe vera (50 gr) conseguirás una pasta con una gran poder antioxidante y antiinflamatorio que te ayudará a calmar la piel y a no notarla tan tirante. Para descubrir sus beneficios, debes frotarla con aquellas partes que estén quemadas y esperar a que todos sus ingredientes activos hagan efecto (durante unos 20 minutos o media hora). Después, aclara y elimina los restos. Gracias a la cúrcuma, se conseguirá disminuir la sensación de tirantez e incluso la hinchazón que puede llegar a provocar alguna quemadura incómoda.

3. CUBITOS DE GEL DE ALOE VERA

Otra de las formas más cómodas y sencillas de aplicar el aloe vera son los cubitos de gel. Con ellos se pueden tratar las quemaduras superficiales previniendo manchas y cicatrices y devolviéndole un aspecto saludable a la piel. Además, con estos cubitos podrás conservar la planta de aloe vera hasta seis meses. ¡Nunca más una quemadura te pillará desprevenido! Por supuesto, la principal recomendación para evitar cualquier tipo de quemadura solar es utilizar la protección adecuada y con un FPS suficientemente alto según nuestro tipo de piel. Su uso debe ser tanto en días nublados como soleados y es muy interesante que su fórmula esté elaborada a base de ingredientes ecológicos para evitar sustancias tóxicas. ¡Y si incluye Aloe Vera y Vitamina E para favorecer el retraso del envejecimiento de la pieL, mejor que mejor!]]>

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado.