Nutrición

Colágeno, la proteína que no puede faltar en tu dieta

colágeno

¿Sabías que la pérdida de firmeza en la piel y los problemas articulares afectan cada vez a personas más jóvenes y deportistas ? El descenso de colágeno se identificaba como un signo de la edad , pero en la actualidad sabemos que estos síntomas se aceleran por factores diversos, entre ellos, el ejercicio físico, una alimentación deficitaria en colágeno o alimentos que lo produzcan.

Se trata de una sustancia imprescindible para nuestro organismo que se va deteriorando y debilitando con la edad. La falta o ausencia de colágeno provoca varios problemas, entre ellos, falta de flexibilidad en muchos tejidos, principalmente  en la piel y articulaciones.

El colágeno es la proteína mayoritaria de nuestro organismo y se encuentra naturalmente en el cuerpo humano, siendo un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. Es una sustancia que forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, de la córnea ocular, encías y cuero cabelludo. Además pertenece  al  tejido conectivo que envuelve y protege tanto nuestros músculos como nuestros órganos vitales.

Hemos hablado en muchas ocasiones de su importancia para nuestra salud y hay razones de mucho peso para que lo incluyas en tu dieta.

Razones para incluirlo en tu dieta

  • Las personas que tienen un nivel óptimo de colágeno en su cuerpo sufren menos dolores articulares y musculares.
  • El colágeno consigue que nuestras uñas y nuestro pelo estén y crezcan más sanos y fuertes.
  • Es una proteína muy importante para ayudar a nuestro cuerpo a recuperarse con mayor facilidad después del ejercicio físico intenso.
  • Refuerza las estructuras de la piel y por lo tanto funciona como un cicatrizante y regenerante natural frente a lesiones cutáneas o quemaduras solares.
  • Si conseguimos que nuestro cuerpo mantenga un nivel óptimo de colágeno en todas sus estructuras, entre ellos, huesos, cartílagos y articulaciones seremos menos propensos a sufrir daños como roturas de fibras o huesos.
  • Tu piel estará más nutrida, si aportamos y potenciamos su producción en nuestro organismo, principalmente a partir de los treinta años. Como proteína vertebradora de las diferentes estructuras del cuerpo ayuda a que nuestra piel esté más firme, minimizando arrugas y líneas de expresión.

Además de los beneficios externos,  el colágeno tiene efectos muy positivos a nivel interno en nuestro organismo,  por lo que es importante que asegures su consumo diario recomendado.

Puedes tomar alimentos ricos en vitamina C, frutos rojos, verduras, pescado azul, etc. También  puedes complementarlo con colágeno marino hidrolizado, el más adecuado para conseguir lo requerimientos diarios de esta excelente proteína. Pero antes fíjate en sus ingredientes,  lo ideal de este tipo de complementos es que sea:

  • Un colágeno hidrolizado de origen marino y de bajo peso molecular
  • Con vitamina C para promover aún más la producción de colágeno
  • Con ácido hialurónico, muy importante para reforzar los efectos del colágeno
  • Con magnesio porque contribuye al mantenimiento de huesos y dientes  y al proceso de división celular
  • Sin grasas, sin azúcares y sin lactosa
Pero, también que tenga una fácil disolución  y un agradable sabor para que incorporarlo a tu dieta no suponga un esfuerzo extra. En el mercado puedes encontrarlos con sabor a limón e incluso con cacao. Pruébalos y cuéntanos tu experiencia.]]>

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado.