Línea Inmunol

La sinergia de sus ingredientes hacen de Inmunol una línea única

Formada por dos complementos, uno en forma de cápsulas y otro en viales que incluyen en su formulación dos setas milenarias como son el Shitake y el Reishi. Para conseguir un producto muy completo, Inmunol contiene además, Fermentos Lactéos, Própolis, Equinácea, Tomillo, Cobre, Selenio y Vitamina C, que contribuye al mantenimiento del sistema inmunitario en condiciones normales.

 El reishi en el Inmunol

Reishi

Reishi, Ganoderma lucidum, uno de los hongos más utilizados en la cultura tradicional china y cada vez más conocido en Occidente. Es difícil encontrarlo en la naturaleza y se cultiva sobre árboles como robles, hayas o arces. Además, en fresco no se suele consumir por su sabor amargo. Contiene ácidos grasos insaturados, polisacáridos y minerales como Germanio y Calcio. Es en otoño e invierno, cuando hace frío, el momento en el que se consume con mayor frecuencia.

 El shiitake en el Inmunol

Shitake

Conocido en la cultura asiática como el hongo de la longevidad o elixir de la vida, el Shitake ha sido cultivado desde hace siglos en Asia y hoy en día se cultiva en muchos otros países. Estas setas, en su lugar de origen, crecen sobre un árbol llamado Shii. Se reconocen por su sombrero marrón con motitas grises y por su aroma.

Destaca por su alto contenido en fibra, en β-D-Glucanos y minerales como el Hierro, Zinc y Magnesio, así como vitaminas del grupo B y D, que contribuye a la absorción de Calcio.

 Los fermentos lácteos en el Inmunol

Calidad de los fermentos lácteos

Los fermentos lácteos que contiene Inmunol  pertenecen a una mezcla patentada, formada por 9 cepas diferentes: Bifidobacterium infantis, Bifidobacterium lactis, Bifidobacterium longum, Enterococcus faecium, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus paracasei, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus salivarius, Lactococcus lactis. Estos fermentos están envueltos en una matriz de fructooligosacáridos que permiten su supervivencia a lo largo del tiempo. Esta característica permite mantener constante el nivel de fermentos lácteos a lo largo de toda la vida útil del producto.

 La equinacea en el Inmunol

Equinácea

Se trata también de una planta de uso milenario de la que existen 23 subespecies y de las cuales 10 son aptas para el consumo humano. Las tres variedades más extendidas y utilizadas son Equinácea Purpúrea, Angustifolia y Pallida. La Equinácea Purpurea es la especie utilizada precisamente en la formulación del Inmunol por su riqueza en Equinósidos.

El tomillo en el Inmunol

Tomillo

El Thymus vulgaris L. es un arbusto propio de las zonas de clima cálido que se usa frecuentemente como condimento en la cocina, aportando sabor y aroma a los platos más tradicionales de nuestra gastronomía. Pero, también se trata de una planta usada desde la antigüedad por su contenido en Timol.

 propolis

Própolis

El própolis es una sustancia elaborada por las abejas a partir de componentes resinosos de las plantas. Está formado por resinas, bálsamos, aceites esenciales y materia orgánica, entre los que destacan los flavonoides como la Galangina y la Quercitina.